09 octubre, 2006

Bonnie 'Prince' Billy - The Letting Go

Bonnie 'Prince' Billy
The Letting Go (Drag City, 2006)

SINGER-SONGWRITTER Tres años han pasado desde su anterior álbum "oficial": Master and Everyone (Drag City, 2003)-, aunque desde entonces no ha parado. En 2004 entregaba un disco de versiones de temas antiguos -Sings Greatest Palace Music-, el año pasado colaboración con Matt Sweeney -Superwolf- y disco en directo -Summer in the southeast- y este mismo año su disco de versiones junto a Tortoise -The Brave & The Bold-. Además en este tiempo ha recuperado su faceta de actor y ha participado en dos películas: Junebug y Old Joy y, después de todo esto, Oldham vuelve con un nuevo disco que confirma que tras más de diez años sigue siendo referencia.

Desde su posición privilegiada a la cabeza del llamado alt-country Oldham nos trae su disco más luminoso, este The Letting Go es especial por varios motivos: en primer lugar ha sido grabado en Reykjavik con dos ex-colaboradores de Björk: Valgier Sigurdsson (productor) y Nico Muhly (arreglos de cuerda) y ha contado con Jim White (Dirty Three) a la batería y con Dawn McCarthy (Faun Fables) como encargada de acompñarlo a la voz.

La presencia de las cuerdas y la voz de McCarthy son la principal compañía de un Oldham que se nos presenta por primera vez en color, con más luz, con la voz más segura y versátil. Lejos queda el oscuro (y enorme) I see a darkness (1999), aunque las letras continúan por los caminos de siempre (Dios, fidelidad, muerte...) aquí tiene menos presencia la negrura de entregas anteriores, o al menos está escondida entre lineas, -The Seedling es quizás la excepción en lo músical (Birdies say I got no children / Birdies never know / In my hidden life / I’ve made a seedling grow.)- predominan las baladas de amor con contenidos casi-filosóficos cómo la inicial Love comes to me (When the fever / hits your forehead/ And trusive [sic] mice chew up your bed/ and you call on God / and God is dead / love comes to you). Lo único que nos puede salvar en este mundo sin Dios es el amor y Oldham nos lo cuenta a su manera cómo en el himno que es el precioso primer single Cursed Sleep.

Esta belleza sólo se ve "interrumpida" a mitad de disco con las más lo-fi y blues Cold & Wet (será el segundo single) y Lay and Love, y en el cierre un tema oculto no acreditado que recuerda a los Dirty Three más romanticos y apacibles y que es el epílogo perfecto para el que sin duda es el disco más bonito de Oldham (lo de mejor o no lo dejo para otros) y uno de los indispensables del año.

Por cierto, hay cuatro ediciones del disco: en CD, en vinilo, en DVD con audio 5.1 y una edición especial con cd de rarezas y singles de regalo: Little Lost Blues, aunque esta edición ya está agotada y a precios astronomicos en ebay.

Puedes ver el video de Cursed Sleep aquí, o descargartelo en formato .m4v desde aquí.

2 comentarios:

pau dijo...

Hola, jorgito. Me paso para saludar y para agradecerte una de las muchas recomendaciones musicales que nos has hecho: Serena Maneesh. El álbum lleva ya 4 meses en mi disco duro, porque está claro que es uno de esos que mejoran con el tiempo. Muy buenos, sí señor.

Un saludo.

vanator dijo...

Jorge.... Really enjoy your blog, helps me keep up with my spanish. I've been looking for a digital copy of Little Lost Blues before I buy one on Ebay. Email me at macktronic at gmail dot com if you want to help me out.... Thanks!