11 marzo, 2007

Deerhoof - Friend Opportunity

Deerhoof
Friend Opportunity (Kill Rock Stars, 2007)

NOISE-POP/EXPERIMENTAL Con el paso de los años Deerhoof han ido alcanzando un nivel de reconocimiento que pocos podían prever al principio de su carrera, si bien es cierto es que las cosas han cambiado mucho desde 1994, cuando Rob Fisk (guitarra) y Greg Saunier (batería) se unieron para dar vida a este experimento, Satomi Matsuzaki (voz) se uniría a ellos un par de años más tarde. Y es que el cambio es una parte vital de Deerhoof, la imprevisibilidad es su mayor baza. Tras más de 10 años y siete discos a sus espaldas, ha sido en el último lustro cuando los de San Francisco han logrado el reconocimiento merecido. Ya sin Fisk, que abandonó la banda en 1999 (ahora forma parte de Badgerlore) y fue sustituido a partir del 2001 por John Dieterich. Reveille (Kill Rock Stars, 2002) supuso el primer espaldarazo de la crítica y desde entonces han editado a razón de un disco por año hasta ahora. Contando con la ayuda de Chris Cohen a la guitarra y al bajo (aunque decidió centrarse en The Curtains y lo dejó el año pasado).

Su último trabajo, The Runners Four (Kill Rock Stars, 2005), les supuso una mayor repercusión mediática y su despegue definitivo en el terreno comercial, gira con The Flaming Lips incluida. Y ahora con Friend Opportunity continúan dónde lo habían dejado: en su viaje desde la experimentación hacía una mayor accesibilidad. Si en su anterior álbum nos abrumaban con 20 canciones aquí lo dejan en la mitad, aunque el recorte no resta calidad. Auténticos pildorazos de noise-pop, con cambios constantes, instrumentación demencial y la voz aniñada de Satomi jugando con las melodías azucaradas y con unas letras a medio camino entre el juego infantil, la locura y la más lúcida de las corduras; "I would sell my soul to devil, if i could be the top of the world" canta en el tema más ortodoxamente rock del álbum -Matchbook Seeks Maniac-.

Cómo decíamos antes la fortaleza de Deerhoof está en los constantes cambios, en el juego con las melodías, la deconstrucción pop, un auténtico caos controlado que da como resultado un álbum repleto de momentos memorables, desde el impresionante comienzo con esos tres temazos que son The Perfect Me, +81 y Believe E.S.P. seguidos de otra perla que los mismísimos Stereolab hubieran firmado: The Galaxist. Y es que este Friend Opportunity es un caramelo para cualquier amante del pop sin complejos y sin límites. Repleto de imaginación, espontáneo, cercano y tierno por momentos y siempre irresistible. No lo dudes, dejate atrapar.

MP3: +81
Video: The Perfect Me

3 comentarios:

Ockham dijo...

Finalmente me he bajado este disco. Es muy curiosa la combinación de elementos de la música pop-rock japonesa (por la forma de cantar de la chica me recuerda mucho a "Shina Ringo")con elementos de música experimental.
Muy bueno.

Daniel dijo...

Me gusta. Por ahora de lo mejor del año, para mí.

Quizá porque me trae ecos de Stereolab, Pizzicato Five y Yes, me ha enamorado enseguida. Pero es que cuanto más lo escucho, más pienso que es bueno, realmente bueno.

pituitaria dijo...

Fui expresamente a verlos al Apolo y estubieron realmente estupendos, aunque empezó un poco tarde, aunque es una lástima que no se merecieran el publico que tenian. No deberian hacer este tipo de Live! donde no se les presta mucha atención a lo que esta actuando. Bueno los conozco desde el 2005 y forman parte de mi repertorio musical.