19 mayo, 2007

Concierto - A Hawk And A Hacksaw With The Hun Hangár Ensemble

Fecha: 17 de Mayo Sala: Salón Teatro, Santiago de Compostela Público: 3/4 Organiza: Sinsal

Por primera vez la programación (siempre cuidada) de Sinsal se dejaba caer por Santiago, en el primero de una serie de tres conciertos que tendrán continuidad con las actuaciones de Hanne Hukkelberg y Tunng el 7 y el 21 de junio respectivamente. En este caso los encargados de abrir fuego en el Salón Teatro -magnífico lugar, igual sonido- eran el dúo A Hawk & A Hacksaw: Jeremy Barnes -hombre orquesta, ex-batería de Neutral Milk Hotel- y Heather Trost -violinista desde The Way The Wind Blows (Leaf Label, 2006)- ambos de Albuquerque, Nuevo Mexico que para esta gira europea se acompañan de un combo de magníficos, excéntricos y surrealistas músicos húngaros -The Hun Hangár Ensemble- que tocan todo tipo de instrumentos: violines, saxo, trompeta, cymbalom (espectacular), contrabajo... y que parecen salidos de una peli de Kusturica o Kaurismaki.

Y la cosa no pudo comenzar mejor, sobre el escenario y alrededor del patio de butacas empezó la fiesta y ataviados con caretas el espectaculo daba comienzo. Por que eso es lo que se vivió en el Salón Teatro un espectaculo de música, comunicación, humor y sobre todo magia. Durante las casi dos horas que duró el concierto repasaron parte de su discografía, con mayor presencia de piezas con raices en los balcanes, hungría, rumanía y turquía. Con una vida tan ajetreada y sin domicilio fijo Barnes ha ido aprendiendo y adoptando músicas y tradiciones de los lugares en que ha vivido y visitado (vivio en Nueva York, Praga, Leicester donde trabajo de cartero y en un albergue para refugiados de todos los lugares del mundo) y los ha hecho suyos, desde el folk americano, klezmer, mariachi, música gitana... (una mezcla entre Calexico, Goran Bregovic y Beirut -Zach Condon colaboró en su último álbum-) y pudimos verlo en su máximo esplendor y con una banda de lujo. Con Barnes haciendo de hombre orquesta, dialogando con el público, invitandolo a bailar, bromeando entre ellos y entrando y saliendo (de puntillas y entre risas) del escenario y cambiando de instrumentos continuamente. Jeremy y Heather unicamente se quedaron sólos en el escenario para interpretar Portlandtown, de Darkness at Noon (Leaf, 2005) una preciosa canción anti-belicista de Derroll Adams que puso el contrapunto a la fiesta que estabamos viviendo.

Nos hicieron disfrutar cómo niños e hicieron lo propio, con una habilidad pasmosa y una gran soltura para desenvolverse en directo, dando lecciones de húngaro al público (con la cerveza cómo excusa), jugando con nosotros y entre ellos con un humor entre surrealista y absurdo que engrandeció todavía más el espectáculo. A excepción de Heather a la que a la hora de salir a hacer el bis sus compañeros dejaron sola ante el peligro, mientras se reían de su timidez. Al final la gente pataleando, dando palmas y consiguiendo que volviesen a saludar. Sin duda no hubo una sólo persona que no saliese del teatro con la sonrisa en la boca. Y eso no tiene precio. Después de esto perderme a Beirut en el PS tampoco duele tanto.

2 comentarios:

Jorge VF dijo...

Gracias a Carlos por la foto y el aviso ;)

Sugar Kane dijo...

Eu fum vê-los a Vigo e molou bastante. Suponho que nos vemos no Primavera ;)